CARTA ABIERTA DE A.R.T.E. SOBRE LEY DE CONTRATOS DEL SECTOR PÚBLICO

La Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo – A.R.T.E., constituida hace más de 35 años y con presencia permanente en toda España en los ámbitos de la cultura popular, la música, el espectáculo en vivo, y que integra a los productores, promotores y representantes de artistas, que han venido desarrollando su actividad en España durante las últimas décadas, en beneficio e interés de los ciudadanos, de la cultura popular española, de la música en vivo y de los artistas y músicos españoles y extranjeros que han intervenido en nuestro país, ha intentado recurrentemente y sin fatiga alguna el acercamiento con las instituciones públicas de este país vinculadas con la cultura y la industria cultural, para mejorar las condiciones del desarrollo de la actividad de los músicos y los artistas, en beneficio de éstos, del desarrollo de la cultura y de los ciudadanos.

Ahora nos encontramos frente a un hito relevante que es el de la nueva Ley de Contratos del Sector Público, y ante la dispersión de criterio de las Corporaciones Locales y la falta de una interpretación unívoca del nuevo texto legal, desde A.R.T.E., como portavoz de sus representados, esto es, de los hacedores de la música y la cultura populares, para que se mantenga la vigencia de nuestra cultura popular y nuestros músicos puedan seguir desarrollando su actividad en beneficio de la sociedad, instamos a las autoridades, y en particular, a la Federación Española de Municipios y Provincias, a que con participación de todos los sectores implicados, podamos delimitar el alcance, significado y contenido de la nueva ley.

La falta de un criterio unificado en la formulación de los pliegos en los concursos públicos, la falta de claridad y de objetividad en los mismos, favorecida por la multiplicidad de criterios interpretativos de la norma inviabilizan de hecho el que los programadores y productores de las actividades relacionadas con la cultura popular, desarrollen su actividad de una manera adecuada, lo cual propiciará, lamentablemente, la paulatina e inexorable desaparición de la cultura popular, por eso reclamamos la creación de un ámbito en el que se puedan perfilar los contenidos y alcance de la ley con un criterio que permita su aplicación razonable y acomodada a las necesidades y características del sector.

Si no se encontrase respuesta en las administraciones públicas, y particularmente en la FEMP, la música popular, nuestra cultura popular, puede verse herida de muerte, lo que supondría un enorme y de consecuencias incalculables daño al conjunto de la ciudadanía.

Por respecto a nuestra historia, a nuestra cultura y a lo que la música en vivo y la cultura popular representan se hace imprescindible que la FEMP, asuma este reto y se haga cargo de su responsabilidad y en unión de las entidades más representativas, entre ellas, y en un lugar muy relevante A.R.T.E. adopte las medidas que permitan que la cultura popular siga viva.

Junta Directiva A.R.T.E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *